Contacta

Blog

Los electrodomésticos inteligentes: Ejemplos y ventajas

Design refinado, intuitivos, inteligentes y con prestaciones únicas… solo algunas de las características que identifican los electrodomésticos inteligentes de última generación. Tienen la capacidad de controlar al 100% la tarea a la que están sometidos “actuando” de la forma más correcta posible. Podemos decir sin ninguna duda que al día de hoy estos dispositivos ya son una realidad, que ofrecen una visión de la tecnología que hace unos años parecía ciencia ficción. Conectados a la red emplean las oportunidades ofrecidas por el IoT (Internet of Things), regalando a los consumidores la posibilidad de manejar varias funciones de manera rápida y mucho más eficiente.

Como muy previsible las grandes empresas están apostando mucho bajo este concepto, sabiendo que el futuro está mucho más cerca de lo que pensamos. Esta evolución de los electrodomésticos ha creado una nueva categoría llamada “smart appliance”. Naturalmente dejando de lado la obvia y mera motivación comercial, estos dispositivos buscan una fuerte compatibilidad ambiental. La llave para lograr esa afinidad con el entorno pasa a través del ahorro, que a su vez se alcanza gracias a la eficiencia energética.

 

¿Cómo funcionan los electrodomésticos inteligentes?

 

Como mencionado anteriormente el mundo “Smart” se está apoderando poco a poco del mercado tecnológico, y su difusión resulta ser cada vez más amplia. Los varios dispositivos de grandes o pequeñas dimensiones ya no son los de una vez. Hace unos años estos productos estaban casi tachados de “inútiles”, visto que se ocupaban de tareas secundarias y para muchos incensarías. Además los precios eran inasequibles para muchos. Pero gracias a la tecnología empleada han sabido ganarse el consenso general, siendo cada vez más prácticos e incisivos en el contexto doméstico.

El nuevo trend que abraza esta categoría se basa en sistemas que utilizan procesos de domótica, “apropiándose” del dispositivo en cuestión y conectándolo a la red. De esa manera el usuario toma el control de los electrodomésticos a través de una simple aplicación para móvil o tablet. Podrás por lo tanto visualizar en la pantalla de tu dispositivo touch todas las funciones del electrodoméstico en cuestión. Además unas grandes series de wizard (procedimientos informáticos que permiten al usuario realizar ciertas operaciones generalmente complejas a través de una serie de pasos sucesivos), nos permitirán determinar los ajustes deseables, dándonos la posibilidad de transferirlas al aparato.

Tras aprender algo más sobre el interesante mundo de los electrodomésticos inteligentes, vamos ahora hablando de las varias ventajas que nos ofrecen a la hora de utilizarlos…

– Eficiencia

En un mundo donde la tecnología domina la escena del mercado global, la búsqueda del progreso se encuentra en cada esquina. Por supuesto las innovaciones quedan unos de los elementos llave de nuestro siglo, con unas tecnologías cada vez más brillantes.  Pero resulta asimismo importante el proceso de optimización de lo conocido hasta la fecha.

Por esta simple razón los electrodomésticos de uso diario están tomando el camino de la “eficiencia”. Poder supervisar el consumo del dispositivo garantizando su pleno rendimiento es exactamente el resultado añorado. Naturalmente la eficiencia se obtiene también ahorrando las cargas eléctricas domésticas a través de la gestión general. Por lo tanto los objetivos fijados por el protocolo de Kyoto ya no son una quimera. Al contrario en los últimos años el ahorro energético ha avanzado de manera abismal, alcanzando unos números hace unos años impensables. Los datos oficiales de hecho hablan de una mejora que se mueve entre el 65% y 75%.

Para lograr esa eficiencia hay que “jugar” con los picos de consumo capaces de tener un impacto ambiental notable. Por esta razón un electrodoméstico inteligente es capaz de “sugerir” al usuario una modalidad de utilizo apta a corregir la necesidad de energía, bajando inevitablemente el consumo. Obviamente para ese logro debe existir una comunicación entre el aparato y el beneficiario.

Por otro lado gracias al utilizo del wifi los electrodomésticos inteligentes son capaces de adquirir la información correcta y más adecuada, y avisarte por ejemplo directamente a tu móvil si hay un problema o una posible mejora.

 

– Seguridad

Desde pequeños el consejo de mamá era: “Acuérdate de apagar todo antes de salir de casa, no dejar ningún electrodomésticos encendido cuando sales de casa para evitar problemas”. Efectivamente una vez lejos de nuestro hogar no podemos hacer frente a un hipotético problema, y ni siquiera detectarlo. Justo por esta razón un electrodoméstico inteligente será capaz de localizar el fallo y avisarte de inmediato directamente a tu Smartphone. Además en caso de fugas de agua, gas y atascos en conductos internos podrá pararlos, poniendo en seguridad el inmueble. Lógicamente gracias a estas importantes funciones se pueden evitar daños mayores que podrían comprometer seriamente también los vecinos. Por lo tanto podemos afirmar con extrema claridad, que el nivel de seguridad que nos ofrecen estos aparatos resulta muy alto y extremamente necesario en el tercer milenio.

– Monitorización remota

Gracias a las aplicaciones dedicadas de última generación, tu móvil se convierte en un amigo precioso. De hecho ofrecen al consumidor unos servicios completos y cada vez más performantes. ¿Quién hubiera pensado hace unos años que sería posible gestionar un electrodoméstico directamente desde tu oficina? Gracias a los sistemas smart y al utilizo de la red todo esto se ha convertido rápidamente en realidad. Las aplicaciones que te permiten controlar desde remoto y manejar el funcionamiento de tus electrodomésticos inteligentes ya son muchas. Se trata en otras palabras de un asistente virtual que es capaz de ofrecerte un control sobre el aparato desde cualquier sitio. Como es fácil de prever se trata de un avance increíble que poco a poco entrará en la vida de los ciudadanos del futuro.


¿Ejemplos de electrodomésticos inteligentes?

El mercado de los smart appliances está en un estado de gran crecimiento, y naturalmente las mejores empresas han aceptado el desafío que la tecnología le ofrece.

Fuente foto: iloveparquet

 

– Lavadoras

Desde hace un tiempo están a la venta unas lavadoras inteligentes, capaces de realizar tareas casi perfectas. Tras la instalación de unos cuantos sensores, estos imprescindibles electrodomésticos se han convertido en fieles amigos. Son capaces de racionar una cantidad correcta de detergente con respecto a la cantidad de ropa presente en la lavadora. De manera sorprendente la lavadora comprende e interpreta los datos adquiridos por los movimientos del aparato, siendo capaz de minimizar el utilizo de los recursos y al mismo tiempo de maximizar la prestaciones. Lógicamente el beneficio que adquirimos se atesta también a nivel ambiental, pensando al gran e incensario consumo de detergentes dañinos y no ecológicos.

– Neveras

En cualquier casa o apartamento no puedo faltar bajo ningún concepto una nevera…pero quizás no todos tienen un modelo smart capaz de conectarse a internet. De hecho existen algunos que, dotados de touchscreen de más de 20 pulgadas, te dé la posibilidad de interactuar directamente con él, y aprovechar de todas sus funciones. Podrás por los tanto tomar apuntes y gracias a la conexión a internet podrás hacer la compra cómodamente desde tu casa. Estas “máquinas tecnológicas” gracias a los algoritmos que utilizan hasta son capaces de aconsejarte la compra según las costumbre alimentarias de la familia. Naturalmente no puede faltar un sistema para el descongelamiento automático, además de un invertir montado en la nevera para ahorrar dinero con tus facturas.

– Hornos

A la hora de cocinar, ¿Has pensado nunca de hablar con tu horno? Quizás resulte un poco chocante pero se trata de realidad. Existen hornos capaces de conectarse a la red y gracias a un control vocal interactúan directamente contigo. Podrás por lo tanto preguntar a tu electrodoméstico el estado y los diferentes procesos de cocción de los alimentos, o simplemente apagar el dispositivo una vez utilizado. Gracias a las App que podrás utilizar con tu smartphone, tendrás la capacidad de comunicar con tu horno para que memorice recetas. Con esta función tu electrodoméstico sabrá exactamente lo que hacer con tu comida, estableciendo un plan de cocina perfecto para preparar de manera sublime tus platos.

En conclusión podemos afirmar que el proceso evolutivo nos empuja cada vez más lejos, y los electrodomésticos como tales siguen un crecimiento continuo siendo dueños de un contenido tecnológico importante. Tras esta reflexión resulta obvio pensar que la investigación hacia el progreso nunca terminará, desarrollando lo que hasta unos pocos años parecía una quimera. Las casas del futuro acogerán estas innovaciones poco a poco hasta que las utopías se conviertan en realidad. La revolución hay comenzado…solo es cuestión de tiempo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies